【One-Shot】 Diario.

BUENO. Por petición de una amiga, subo un OS sin categoría porque le apetece leerlo porque gracias a este escrito, me conoció. Así que aquí te lo traigo May, para que lo disfrutes.

Yo, sinceramente, le tengo mucho cariño a este trabajo, así que espero que lo disfrutéis mucho. Es un poco tonto, no tiene una trama muy definida y puede ser algo aburrido, pero bueno. Espero que os guste.

Autora: YukaTsuki
Género: Sin clasificar, recuentos de una vida.
Fecha: 03/02/2011
Original

Diario.


A veces, es sencillamente increíble lo que un libro es capaz de transmitir. Una bonita historia. Una dramática novela. Un caso sin resolver. Para miles de gustos y edades. Sin embargo, no únicamente es capaz de contar una historia ficticia o lo que a algunos autores hubieran deseado realizar en mundos mágicos o en otras épocas. A veces, un libro, es capaz de contarnos la vida de una persona haciendo que, nosotros mismos, podamos vivirla.

La mala letra indica que la edad del propietario de este libro es joven. Al igual que sus trazos torcidos, algunas veces más fuertes debido a una mayor presión del bolígrafo contra el papel y otras más débiles debido a que la tinta apenas roza la hoja. El color del bolígrafo varía según el día, indicándonos que realmente lo que le interesa al niño en cuestión es desahogarse escribiendo y no tener el diario como un bonito recuerdo. 



30/04/2001 
El profesor hoy nos ha dicho que Vicky está hospitalizada. Mi madre y yo nos hemos encontrado casualmente a su madre en la puerta del colegio a la salida y la conversación me ha hecho pensar. ¿Qué estoy haciendo? La madre de Vicky le ha contado a la mía que el motivo de la hospitalización es que ella no come y le ha estado contando que desde hacia tiempo ella no quería venir al colegio. Se la veía con ganas de llorar y yo no he podido evitar tener ganas de llorar también. No he sido capaz de decir nada. Ni de preguntar cómo está solo para aparentar que quiero que se mejore. No he sido capaz de abrir la boca. Y la madre de Vicky hablaba como si se le fuera la vida en ello y yo no podía hacer más que desear irme de allí así que, en un acto de cobardes, le he agarrado la mano a mi madre para tirar de ella y recordarle que, repentinamente, teníamos prisa. Mi madre me ha ignorado, porque ella verdaderamente sí estaba preocupada por Vicky y le ha preguntado que porqué no quería venir al colegio. Y la respuesta de su madre ha sido “No me lo ha dicho, pero creo que es por culpa de Julia. Se ve que ha hecho un grupo de amiguitas, ya sabes, y dejan a mi hija de lado y le hacen la vida imposible”. Yo, en ese momento, simplemente aparté la mirada haciendo como que no la había escuchado y mi madre me preguntó sobre el tema. “No lo sé” le he respondido. Soy una cobarde. Una maldita cobarde. 



04/05/2001 
Vicky sigue sin aparecer y ahora la que no come soy yo. No puedo dejar de pensar en que está hospitalizada y no puedo evitar sentirme terriblemente culpable por ello. Julia me ha preguntado sobre el tema pero no he querido saber más de ella y no le he respondido. Dice que se ha enfadado pero por mí como si me odia, no me importa. Ya no me importa. Vicky realmente me preocupa. Si tan solo no me hubiera dedicado a hacerle la vida imposible nada de esto hubiera pasado. Si tan solo no hubiera hecho caso de Julia como todas las demás chicas de la clase, Vicky vendría al colegio todos los días. Todo es culpa mía. Por no saber decir que no. Y estoy cansada. Muy cansada. No tengo ganas de nada. Ni de comer. No duermo casi. Mi madre me ha preguntado qué me pasa y solo le he respondido que estoy preocupada por Vicky. Si realmente me conociera, me daría una torta en la cara, pero como no sabe nada, simplemente me ha sonreído y me ha dicho que se pondría bien pronto y que no haga caso de Julia. Y eso haré. No hacer más caso de Julia. Y si quieren ignorarme, que me ignoren. Ya no tendrán a la persona que se dedica a hacer la vida imposible a las chicas que no hacen caso de ella, porque esa persona, era yo. Estoy cansada y quiero dormir. 



10/05/2001 
Ha pasado algo muy raro estos días. Algo realmente raro. Nunca he mencionado en este diario la existencia de Natalia. Pues bien, ella es una chica que no va con las chicas. Siempre ha ido con los chicos. Nunca le he preguntado por qué ni nunca me ha interesado verdaderamente pero, como ya no hago caso de Julia, obviamente, todas las chicas me dan de lado en clase. No es que me importe, la verdad, porque más vale estar sola que mal acompañada ¿no? Pero el caso es que ella se me ha acercado en clase al ver que no tenía compañía. Y, de verdad, he creído que Dios ha querido perdonarme mandándola en mi ayuda. En cuanto vi como me tendía la mano para ayudarme a levantarme cuando estaba sentada en el suelo esperando al profesor, he notado como, más que simplemente intentar ayudarme para levantarme del suelo, ha intentado levantarme moralmente. Y cuando le he cogido la mano, cosa rara en mí porque soy muy distante con la gente que no conozco, y me la ha apretado con fuerza, no he podido evitar llorar. Ella, evidentemente, me ha preguntado que me pasaba y yo se lo he soltado. Todo. Absolutamente todo. Se lo he contado. A ella. A ella que acaba de acercarse a mí. Y no me ha dicho nada hasta que he terminado. Nada. Ha dejado que hablara y hablara hasta el final. Y que dejara de llorar. Y solo me miraba. Y cuando he terminado, ha fruncido el ceño y me ha dicho: “No te mereces tener amigos” Y yo he sonreído y le he dado la razón como una idiota. Y entonces, me ha sonreído también y me ha dicho: “Al menos, ve y pídele perdón”. Creo que algo ha cambiado dentro de mí. 



12/05/2001 
No puedo creerme lo que he hecho hoy y es que, después de hablar con Natalia, me ha mencionado que quiere ir a ver a Vicky al hospital y me ha exigido que la acompañara. Más bien, me ha obligado. Tenía un miedo tremendo delante de la puerta del hospital. Una enfermera me ha preguntado si quiero entrar y le he dicho que sí y tonta de mi que se lo he dicho, porque la chica a abierto la puerta y me empujado sutilmente obligándome a entrar. Vicky me ha mirado. Y creo que se ha quedado tan impresionada que ni ha reaccionado. Yo me he quedado igual. No había cambiado mucho, solo estaba un poco más delgada. Pero solo un poco. Eso era bueno ¿no? Significaba que había vuelto a comer, porque si no tendría que estar en un estado un poco más lamentable. El caso es que Natalia no ha entrado conmigo. Me ha dejado sola con Vicky y con su madre, que estaba con ella. Y no sé que esperaba. Quizá que Vicky me dijera de todo y me echara. O quizá que lo hiciera su madre si ella se lo había contado todo. Pero nada. Las dos me miraban y la madre de Vicky solo murmuro: “Vaya, mira Vicky, han venido a verte”. Y yo… me he puesto a llorar. Como una cría. Igual. He llorado. Y creo que he asustado a la madre de Vicky porque en seguida se ha levantado para preguntarme que me pasaba. Pero la he ignorado y me he acercado a Vicky y me he bajado la cara para que no me viera llorar. Y ella también se ha puesto a llorar. Y no sé cuánto tiempo hemos estado así, pero el caso es que cuando casi ya no podía respirar le he pedido perdón. Le he pedido perdón por todo. Y antes de que pudiera decir algo más me ha abrazado. Y no puedo evitar llorar ahora al escribirlo porque ha sido un gesto que no me esperaba para nada. Me ha dicho que no pasaba nada, que me perdonaba. Y me agradecía que hubiera ido a verla. Que era la primera que lo hacía y que me lo agradecía. Lo siento, no puedo seguir escribiendo. Solo sé que, de verdad, creo que Dios me ha dado una segunda oportunidad. 



23/05/2001 
Hacía tiempo que no escribía. Acabo de leer lo que había escrito los últimos días y no he podido evitar ponerme a llorar otra vez. Que tonta. Bueno, ¿Qué contarte? Vicky ha vuelto al colegio. Y sí, ahora hemos formado un nuevo grupo de chicas. Aunque más que un grupo, somos un grupillo de tres mocos, o más bien, mocas. Pero es mi grupo. Natalia, Vicky y yo. Solas nosotras tres. No nos hace falta más gente porque no los pasamos genial. Además, también cuentan los chicos, por supuesto. Porque ellos también forman parte de esta peña. Y Julia ahora nos tiene envidia. ¿Por qué? Por qué vamos con los chicos. Jajajaja. Es gracioso ¿verdad? Que se aguante. Aunque bueno, en realidad, me da un poco de pena porque es como yo antes. Sí. Como yo ANTES. Quiero remarcarlo bien. He cambiado. No quiero olvidar lo que he hecho porque eso me dice que he cambiado. Y si, he hecho mal. Me he portado mal. He hecho cosas que no tendrían que haber sido perdonadas. Pero me han perdonado y no puedo desaprovecharlo. Natalia ha sido un ángel para mí y Vicky es la persona más buena que pueda haber sobre la tierra. ¿Por qué querría cambiar de compañía? Sin duda, creo que estos últimos años de primaria voy a disfrutarlos mucho. 



04/02/2003 
¡Casi un año! Me había olvidado de este diario, ¡perdóname! Casi ya ni recordaba donde tenía la llavecita para abrirte, que desastre. 
Bueno, ya estoy en el último año de primaria y es una pena pensar que nos separaremos cuando empiece el verano. Pero bueno, vamos a hacer un viaje de estudios y seguro que todo sale genial. Por cierto, tengo novio. Sí, yo. ¿Increíble, eh? Sí, sí. Encima el guapo de la clase. Jajaja. Y me lo pidió él ¡más sorprendente aún! Pero como en verano nos separamos, creo que vamos a tener que dejarlo. Aun así, creo que se hará alguien muy importante en mi vida. Será triste pero tengo que empezar a hacerme a la idea. En el instituto encontraré otro (así como lo digo parece que no le quiero, pero no es cierto, ¿vale? Es que estoy de buen humor y no me apetece llorar pensando en que nos vamos a separar). El caso, que todo sigue igual. Bueno no, mentira. Sigue MEJOR. Ha valido la pena el cambio. Mucho la pena. Siempre estaré agradecida a Natalia y a Vicky por ayudarme a cambiar. Por hacer que reflexionara. Por hacer que haya cogido un buen rumbo, porque la verdad, lo necesitaba. 
Ah, y sobre Julia. Bueno, han pasado otras tantas cosas con ella pero como se cual es su rollo, le dejé bien clara una cosa: “Nada de maltratos”. Creo que ahora cada una va a su bola en la clase. No he visto más problemas del mismo tipo. Es más, la hermana gemela de Julia me ha contado que me tiene miedo. ¡Qué Julia me tiene miedo! Increíble. En fin, poco me importa. Solo que estoy de fabula y que si vuelvo a olvidarme de ti, que lo siento ¿vale? No te enfades conmigo. 
Y, por primera vez, me despido de ti. 
Te quiero, diario, ¡gracias por ayudarme a ti también! 



No hay mas entradas en las siguientes páginas. Solo un par de dibujos y rallas. Palabras sueltas. Pero en la última página, una última entrada: 



03/06/2011 
Esta mañana me he encontrado contigo de casualidad. No puedo decir que te he olvidado porque no lo he hecho pero la verdad es que no sabía dónde te tenía guardado. Jajajaja. Pero aquí estas. Tenía la costumbre de escribirte antes de ir a dormir pero hoy será una excepción, porque creo que será el fin de este diario. Bueno, quizá. Te volveré a guardar y quizá en unos años vuelva a encontrarte. Bueno, mi vida ha cambiado mucho y sería TODO un engorro escribirla pero abreviando. Tristemente no sé nada de Natalia y Vicky. No sé que es de su vida pero hace relativamente poco encontré la madre de Vicky y me comentó que está muy bien. Creo que la buscaré por facebook, a ver si tengo suerte. Jajajaja. A Natalia la encontré hace años en un autocar y había cambiado. Estaba más guapa. Más arreglada. Pero tenía la misma sonrisa y me reconoció ella al instante (yo ni la había visto). En el poco tiempo del trayecto me comentó que no había cambiado y me alegró oírlo. Estoy bien así. Bueno, de mi novio… lo que era mi novio… tampoco sé nada. Creo que lo vi con una chica pero no sé si realmente era él. Es un misterio. Me gustaría verlo solo por curiosidad. He tenido otros tantos y ahora estoy soltera. Hace poco terminé con uno y lo he pasado realmente mal, pero las cosas pueden superarse. Siempre. Porque la verdad es que con este he aprendido muchas cosas y no me arrepiento de nada. Aunque lo haya pasado mal, siempre terminaré levantándome, con ayuda o sin ayuda. 

Ah… 
Si alguien encuentra esto y, llevado por la curiosidad, lo lee aunque sea un diario (mal, los diarios no se leen, ¡son cosas privadas!) Quiero que sepa que rendirse es de cobardes. Que cualquiera puede cambiar. Siempre hay una segunda oportunidad. Y nunca rechaces una mano invitándote a levantarte porque, esa mano, puede cambiarte la vida. 

P.D: Lo que no recordaba es que tuvieras las tapas rosas y tuvieras el dibujo de una vaca. Jajaja. Eres un diario un poco pijo para mi gusto, pero molas. 



Y así, un libro es capaz de contarnos la vida de una persona. Una etapa de superación. Un cambio o el paso del tiempo. Todo quedará marcado en ese libro guardado en un cajón.

Share

2 comentarios:

  1. Una historia muy interesante XD siempre me ha gustado redactar a mi como si se tratara de un diario y este en particular me ha gustado, como mencionas es toda una historia de superación y reflexión.
    gracias y saludos

    ResponderEliminar
  2. No sé como funciona esto de los blogs porque casi nunca entro, pero te había dejado un comentario que no te ha llegado *shoro* así que te lo vuelvo a escribir auqneu no quedara igual xD Soy May, los avatares de a vida y la alineación de los planetas me han llevado hasta aquí un 8 de Abril de 2015 En verdad es porque me he puesto a releer mi propio diario que al final me animé ha hacerlo tras leer el tuyo en 2011, que cosas ¿no? y había una entrada que explicaba que en parte tú, o más bien este One-shot me dio el empujoncito final y me he acordado que tenías un blog y me he puesto a investigar.
    Tras leer esto tras 3 años he de decir que "la chica del diario" tuvo bastante suerte, y por eso me encanta la frase final de la mano que te ayuda a levantarte y t cambia la vida. Preciosa.
    P.D: Abrieron un nuevo FA de pago por si quieres pasarte a ver. Yo estoy pero no entro casi nunca
    P.D2: Aún te tengo en msn jajaja

    ResponderEliminar

Recordad antes de comentar:
× No spam × No ofender × Respetar al resto de comentarios ×
¡Gracias por tu comentario!

El blog estará en mantenimiento hasta el año que viene.
¡Espero que tengáis paciencia!